Publicaciones etiquetadas con: Lendoiro

Separados al nacer

Esta semana ha estado en boca de todos un nombre.

¿Bale? ¿Neymar? ¿Tu vieja y su amante senegalés?

¡NO!

El hombre que fundó un equipo de hockey patines y lo llevó a la cima en pocos años. El hombre que cogió en el 88 a un equipo de fútbol moribundo de una ciudad que le había dado la espalda y lo llevo a la gloria sustentándose en proyectos trianuales:

1988 – 1991: Ascenso y consolidación en 1ª.

1992 – 1995: Consolidación, entrar en Europa, lucha por títulos.

1996 – 1999: Transición, renovación de proyecto.

2000 – 2003: Liga, Champions.

Y lo logró. Se la sacó, la puso encima de la mesa de los grandes e invitó a los presentes a comérsela a botijillo. Pero la ambición tiene un precio y, a día de hoy, se siguen pagando los excesos del pasado. Nuestro hombre, padre de veintiséis chiquillos y negociador tenaz vive uno de los momentos más amargos de su historia.

En efecto, pequeños padawancios, estoy hablando de Augusto Joaquín César Lendoiro. Nuestro protagonista, famoso por sus affaires futbolísticos y extrafutbolísticos, por su misteriosa papada y por sus singulares métodos de negociación, también tiene un lado oscuro. Su fisionomía no ha pasado desapercibida para gente como George Lucas o Matt Groening, que basaron varios de sus personajes en el peculiar abogado corcubionés.

Viendo “La amenaza fantasma” el otro día me vino instantáneamente la imagen de Lendoiro cuando Rugor Nass enviaba a los Jedi y al inútil de Jar Jar Binks al centro de Naboo.

Ya había oído a varios hablar del parecido con Jabba el Hutt en el Retorno del Jedi, pero no se sabe de dónde sacaron tal majaderíOH, WAIT:

Otras fuentes indican que el personaje ficticio más parecido al futuro ex presidente deportivista no es ni más ni menos que el alcalde de Springfield Joe “Diamond” Quimby.

VOTE POR QUIMBY

Por último, que no menos rebuscado, me viene a la mente el asombroso parecido con un personaje muy peculiar de Futurama:

Hipnolendoiro

Hipnolendoiro

¿Sí o no? ¿SÍ O NO?

En fin, el bueno de Centoiro también me recuerda en menor medida a una simpática ardillita con los carrillos llenos de frutos secos:

A un pez globo:

… o a esta señora:

Ustedes diréis… Yo más no puedo hacer. Os dejo una encuesta para que votéis por el parecido más razonable.

Categorías: Actualidad | Etiquetas: , | Deja un comentario

Blog de WordPress.com.